Nada puede mejorarlo

Etiquetas

, , , , , , ,

Avignon. Un pequeño hotel remetido en un viejo edificio. Cuarta plan sin ascensor; en una caracoleante escalera que agranda los escalones a medida que se alza del suelo. Dos habitaciones por planta. El sol de la mañana golpea con fuerza en esta parte de Francia, que es muy romana y muy mediterránea, vamos, que es muy española y muy universal. Salgo a correr por la muralla. El Ródano, gigantesca masa de agua en calma. El sol, naciente y doliente, alumbra las torres más altas del Palacio. Es la misma luz que emocionó a Van Gogh, y a Renoir; el mismo sol de Sorolla, en cambio.

Al caer la tarde, paseo por la Rue de la Republique. Avignon rezuma. Pequeños artistas salen a la calle. Dibujantes, galeristas, guitarristas, cantantes, danzarines, hasta dos negros de Harlem que bailan claqué.  El paseo principal se desborda de gente. Las terrazas llenas de turistas – la mayor parte franceses – que mantienen conversaciones calladas al calor de una cerveza bien fría. El sol va decayendo pero ilumina ahora toda la fachada principal del Palais des Papes.

IMG_1139También la luz ilumina la Cruz, y bajo la cruz, el discípulo joven y fiel. La torre de la Catedral coronada por el Corazón Inmaculado de María. El conjunto resulta realmente impresionante y es un resumen muy pedagógico de nuestra fe y nuestro modo de vida; que es como decir de nuestros amores. Es la Francia católica; la Francia de Clodoveo, de Juana de Arco, de San Martín de Tours, de la Vendée, la Francia de Santa Teresita, de Lourdes y del Santo Cura de Ars. La Francia auténtica que se desangró de muerte real en la muy tolerante, fraterna, igualitaria y libertaria revolución jacobina. De aquellos polvos..

Avignon de noche es una ciudad que se muere de fiesta. En una antigua y desacralizada iglesia románica medieval, desamortizada y requisada por la tolerante, igualitaria y fraterna revolución jacobina, mi alma y yo, presenciamos un espectáculo de cante y baile flamenco realmente extraordinario. “¡Avignon es Europa!”, grito. Mil quinientos años de Europa nos miran desde la bóveda. Y allí, en el escenario, veo a Lorca que se muere desgarrado, en sudor y sangre. Propongo batirme en duelo frente a quien diga que no somos Europa. Europa es nosotros.

La guitarra, muy española y muy europea, cierra la velada. Caminamos de vuelta al hotel, con el corazón encogido. Mi alma y yo. ¡Europa, Europa!

Esta Europa que se hizo en Avignon es una Europa de juglares, de guerreros, de pintores y músicos, escultores y poetas, una Europa de mercaderes,  de santos; de juglares pobres, de guerreros pobres, de mercaderes pobres, de santos muy pobres.

He conocido y recordado la Francia católica y me gusta más que la de la tolerante, libertaria, igualitaria y guillotinesca revolución. De Maistre se abraza a Donoso ante la mirada triste de Tolstoi. Los tres magníficos (Chesterton, C.S.Lewis y Tolkien) sonríen.

Y yo miro, y me siento feliz, nada puede mejorar estos días. Unido a mi alma. Como siempre, me lleno de buenos propósitos. Amar, amar, amar.

 

Avignon, Palais des Papes

Etiquetas

, , , , ,

Dos ojos abiertos al mundo. Palacio de los Papas, de Avignon. Europa misma labrada en piedra. Construido a partir de 1335 en menos de veinte años, es principalmente la obra de dos Papas constructores, Benedicto XII y su sucesor Clemente VI, y configura el mayor monumento gótico de Europa en superficie de planta. Mis primeras impresiones al ver el Palacio…quien no ha estado en Avignon no puede hablar de Europa. Europa se amasó tras las murallas de esta ciudad, rodeada por el Ródano, ciudad de artes y letras, espadas y cruces.

Mea culpa porque me he pasado más de veinte años hablando de Europa sin haber visitado Aviñón. El Palacio, verdadera fortaleza de Góndor, se me apareció como la expresión más pura del esplendor de la Iglesia en Occidente. Más que un Palacio, a pesar de la denominación, es un enorme conjunto arquitectónico donde se unen el Cielo y la Tierra: palacio, fortaleza y catedral. Un lugar donde efectivamente uno imagina al Santo Padre, mitad monje y mitad soldado, como noble entre nobles, primus inter pares, combatiendo hoy a favor, mañana en contra, del Rey de esa Francia que en Poitiers inició lo que en Granada terminaron los Católicos Reyes de España.

San Pedro del Vaticano y su Renacimiento y su Barroco no hubieran podido ser sin este austero y gótico Palais des Papes. Papas, los de Avignon, obispos de Roma sin Roma, pero más universales que nunca. Mientras hace unos días paseaba por sus empedradas calles y fotografiaba esta maravillosa escena de ese colosal patio interior pensé: cuando Schmitt escribe su “catolicismo romano y forma política”, debía pensar en los papas de Avignon, sin duda.

Obliga a releer a Schmitt imaginando al Papa defendiendo la Cristiandad desde la torre principal o caminando absorto en este patio contemplando las maravillas De Dios.

IMG_1132

Construyendo puentes

Etiquetas

, , , , , , , ,

El Puente de Saint Benezet – ahora ya sólo el recuerdo de lo que fue, donde solo perviven 4 de sus 22 arcos – unía el territorio del Papado – Avignon – y el del Rey de Francia, separados por el río Ródano.

Una extraordinaria obra de ingeniería civil al servicio de las necesidades militares de ambos contendientes, y de las exigencias de la Civilización. Durante años fue el único puente que desde Lyon al Mediterráneo unía las dos orillas del Ródano. En su génesis la leyenda del joven santo. En su recuerdo, la capilla que hay aún hoy en el lado de Avignon. Maravilloso lugar para recordar la inmensidad de la obra civilizadora de Europa.

El puente es la obra de ingeniería por excelencia, al servicio del hombre y de la historia; al servicio del arte y la cultura. También nosotros hicimos un puente maravilloso entre Sevilla y Santo Domingo, Santiago de Compostela  y Santiago de Cuba, Barcelona y Buenos Aires, Cádiz y Cartagena de Indias. La visión para mí no pudo ser más clara: mientras Europa construye puentes, otros asesinan en puentes.

Pero cuidado: no se olvide que tras el puente, había una muralla, y tras la muralla, la fortaleza, y en el centro de la fortaleza, la Catedral y el alma de Europa metida en un Sagrario. También Tolkien llamó Sagrario al corazón de Rohan.

IMG_1143

Puente de Saint Benezet

Noche fantástica, de Stefan Zweig

Etiquetas

, , , , ,

La música, se dice, amansa las fieras. No dudo que sea así, siempre que por música entendamos tonos, ritmos y acordes previos al Concilio Vaticano II. Cada vez me es más claro que el hito relevante del siglo XX en Europa no fue ni la muerte del archiduque, ni la invasión de Polonia por los blindados de la Wehrmacht, ni la conferencia de Yalta ni el holocausto de Hiroshima y Nagasaki, ni la caída del Muro; ni siquiera los atentados del 11 de septiembre de 2001. No. Lo más relevante y decisivo fue el Concilio Vaticano II, por lo que tuvo de aceptar lo que era evitable con una inevitabilidad determinista, por lo que tuvo de renovación real y efectiva, por lo que tuvo de claudicación, por lo que representó en suma. Hay una música de antes del Concilio, y una literatura de antes del Concilio, una Iglesia de antes del Concilio, una sexualidad de antes del Concilio.

noche-fantastica-600x920El Faro espiritual de Occidente y del mundo entero renovó su potente lámpara. Nadie pensó sin embargo que la nueva luz tardaría años en vislumbrarse. En el ínterin, miles de barcos, grandes y pequeñas embarcaciones perdieron el rumbo, chocaron con la costa, dieron con sus huesos en los riscos y acantilados; feneciendo como mueren los marinos, sin que nadie les dé el merecido descanso, responso, y despedida. En el ínterin, miles de marinos, engañados por cantos de sirena, se perdieron y aún hoy vagan sin rumbo por la Océana mar.

Pues bien, a esta fiera que escribe, le amansa la lectura. La lectura preconciliar y universal, muy europea y muy moderna; moderna por europea y por europea, siempre moderna. Y nadie mejor que Zweig para cumplir con todas esas exigencias.

Su “Noche fantástica”, editada por Acantilado, es un conjunto de siete relatos, separados y autónomos pero que recogen esa misma atmósfera de personajes con alma que descubren su alma para dejar de ser personajes, y ser-uno-mismo; pues todos tenemos algo de cada uno de los protagonistas o quizás vemos en ellos reflejados a un familiar o amigo.

Me despido con los últimos párrafos del último de los relatos: el pago de la deuda atrasada. La protagonista afirma: “..pero yo no encuentro nada milagroso en ello. No hay nada que cure tanto a uno como el ser feliz, y no hay mayor felicidad que hacer feliz a otra persona”. 

 

 

Rodrigo actúa hoy, mañana Jorge

Etiquetas

, , , , ,

Camino del colegio de mis hijos, Viaró, a ver una maravillosa obra de teatro. El de siempre. Sin insultos. Sin groserías. Sin blasfemias. Alegre. Juvenil. Mañana será Jorge el actor, con tantos otros cientos de chicos. Educación diferenciada y diferencial. Memoria, trabajo en equipo, sensibilidad poética, capacidad de expresión oral y física, alegría, jovialidad. 

Lo que marca la diferencia en la educación no es como se distribuyen los alumnos por sexos sino las virtudes.

La culpa es nuestra

Etiquetas

, ,

Basta ya de culpar a los demás de nuestras propias deficiencias, de nuestros propios defectos, de nuestras derrotas, culpar a los otros de nuestra lentitud al avanzar o quizás de nuestro culpable y penoso cuchicheo! 

La culpa es nuestra. La culpa de no responder a la calumnia grave, a la injuria constante del político, del periodista o del filósofo, de no defender la bandera frente al delincuente, de no atajar el desacato del obligado a cumplir, de no imponer con Amor la obediencia debida, la culpa de no golpear la mesa de juego con la violencia del santo cuando la ofensa viene de quien está obligado a actuar con corrección exquisita  y, sin embargo, responder al bufón, al intelectual de los ciento cuarenta caracteres, al futbolista encanallado por las redes sociales, el odio cainita, la soberbia genética. 

La culpa es sin duda de los buenos. De tanto ver fútbol se nos atrofia el cerebro y el Corazón! 

Si el central bufón va a ser el intelectual del nuevo decenio, lo digo en serio, prefiero dejar el fútbol y volver al Circo Máximo. 

Al menos en Roma se podía decidir 👍🏼 o 👎🏼

Somos eslabón de una cadena

En los inicios de este blog, empecé lo que pretendía ser un pequeño resumen de consignas campamentales, tan viejas que de viejas son eternas, y por eternas, actualísimas. No está de más volver a ese camino de lo perenne. De doctrinas y espacios caducos vamos bien servidos.

El hombre en su maravillosa dignidad es no sólo un ser social, o un ser racional, sino también y en lugar privilegiado, un ser histórico. El hombre es presente pero es también pasado y puede ser el futuro que tenga a bien en el legítimo ejercicio de su libertad. El hombre, en fin, es también futuro. El hombre es un ser histórico, un ser que se hace en la historia. El hombre es siempre herederocausante de herencias.

Para muchos, y no sin razón, ese sustancial carácter histórico del hombre deviene lo esencial de su dignidad. El hombre se sabe así heredero de una historia y responsable de dejar a los que le puedan suceder un mundo mejor. Sólo el hombre que se sabe eslabón de una cadena puede responder a las exigencias de su naturaleza.

El hombre ensoberbecido que se siente ajeno a su familia, a su municipio, a su empresa, a su patria; el hombre encanallado que se considera el fin de la historia es incapaz de advertir su esencial responsabilidad como administrador o depositario de un pasado que se nos entrega para ser futuro.

Sólo desde esa concepción del hombre como ser histórico, fiduciario, que recibe una herencia y está obligado a entregarla a sus sucesores, mejorada, puede entenderse la concepción social de la vida económica, la responsabilidad social corporativa, la protección de la vida humana y de la familia, la defensa y protección del medio ambiente, de las identidades nacionales, de las culturas, del folklore, de las tradiciones.

El hombre que no se sabe eslabón de una cadena acaba creyéndose que el mundo empezó en él y terminará en él. Por eso es glotón, intolerante, abusivo, incoherente, desleal, tiránico como un niño mal criado.

Somos eslabones de una maravillosa cadena y en eso reside nuestra dignidad de catalanes, españoles, europeos. la-creacion

Jesús de Nazaret, de Benedicto XVI

Etiquetas

, ,

Ediciones Encuentro editó ya en el año 2011 esta Vida de Jesucristo, en dos volúmenes, con gran calidad y riqueza informativa. No es una Vida de Jesús de Nazaret al uso, pues es una obra del entonces Santo Padre, Benedicto XVI- que sin embargo no forma parte del Magisterio  – y  a la vez es obra de Joseph Ratzinger, más que sobresaliente teólogo del siglo XX (la portada anuncia así dos veces al autor). Recién termino, a las faldas del Pirineo catalán, el segundo volumen: desde la Entrada en Jerusalén hasta la Resurrección.

No recuerdo cuándo leí el primer volumen. Quizás al tiempo de su primera edición. Lectura más que recomendable para cualquier lector bienintencionado que quiera conocer la persona de Jesús de Nazaret, o para quien quiera profundizar en su formación cristiana, o incluso aquél que desee argumentos para combatir o defenderse de teorías y propuestas teológicas que no destacan sino por su falta de rigor y su embelesamiento formal.

contentLo mejor del libro es que más allá de la proyección periodística del Papa Francisco en relación con el Papa Benedicto XVI, o mejor dicho de la proyección que al discurso papal se da en la prensa (en ocasiones tergiversación; en otras, amplificación; casi siempre, manipulación); más allá del distinto tono, ritmo y melodía de las palabras de uno y otro, de su lectura resuena la firmeza y rotundidad de la sucesión, la tradición, el magisterio: la unidad de doctrina: no hay sino un sólo Jesús de Nazaret.

Los dos Pontífices resumen lo que dijo el santo: doctrina de teólogos y piedad de niños.

Buena  lectura!!!

Los milagros de la vida, de Stefan Zweig

Etiquetas

, , ,

Hay pocas cosas que causen tanta desazón como terminar la lectura de un buen libro: especialmente uno de esos libros que atrapa o entusiasma; sobre todo si se trata de una novela pues en tal caso es la vida misma de los personajes, ¡los personajes mismos!, quienes nos atrapan; y entonces acabar el libro es como cuando uno despide a un buen amigo para mucho tiempo.

Cuando el libro no merece un disgusto, en realidad, terminarlo es un alivio, y en ocasiones, no terminarlo es lo que procede.

Con Zweig nunca sucede esto último pues logra, con su estilo parsimonioso, delicado, sencillo, dulce, un constante crecimiento de la historia y de sus personajes, que convierte el final de sus novelas en la mejor parte. Triste. Muy triste. En el caso de Los milagros de la vida, que esta mañana he terminado, un final desolador.

9788415277019

Portada

O yo no recuerdo ya todas las novelas de Zweig que he podido leer – apuntadas en este blog muchas de ellas – o realmente éste es el final más dramático de todos. Amberes en llamas. Amberes católica en llamas por la rebelión protestante. Arde la iglesia, arden las pinturas, arde la vida misma. Amberes arde tras la marcha del príncipe de Orange bajo las llamas que enarbolan protestantes, prostitutas, malhechores…después de una novela corta de poco más de 120 páginas, editada en bolsillo por Editorial Acantilado. Arde Amberes la católica después de que una muchacha judía refugiada de un progrom conozca el Amor y la redención por la Vida, tras hacer de modelo a un viejo pintor católico que busca la inspiración para pintar a la Madonna, con su Niño en brazos; un cuadro que cobra Vida, y produce el milagro.

Deliciosa novela, como siempre en Zweig, dominada por el personaje femenino, auténtico protagonista; llena de pasión, de Amor, y en este caso, de un no escondido catolicismo, muy universal y muy europeo, y muy mariano, que nos evoca aquella Europa que fue y que no hemos conocido, y que difícilmente conoceremos mientras prefiramos una Europa de los mercaderes a una Europa de las virtudes.

Así, en la página 104 inicia Zweig el incendio de Amberes diciendo: “los días de verano trajeron al fin su flor más radiante, la festividad de la Virgen María, el día más hermoso en Flandes”. Una auténtica delicia.

Tal día como hoy: 12 de marzo.

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Es un ejercicio saludable intelectualmente ése de acudir al típico resumen de efemérides y acontecimientos. Puede hacerse cualquier día. Se conoce así que, tras unos cuantos miles de años del hombre en la tierra, todos los días, pueden ser reconocidos por acontecimientos realmente históricos. Hoy, 12 de marzo. Podría haber escogido el 16 de septiembre, o el 16 de octubre, o el 27 de diciembre, o quizás el 24 de noviembre, el 28 de enero, el 30 de marzo, o el 15 de agosto.

Tal día como hoy, Pedro IV de Aragón funda  la Universidad Sertoriana de Huesca. En la mayor parte del orbe ni se conocía el concepto. En 1535, un 12 de marzo también, el capitán Francisco Pacheco funda la ciudad de Puerto Viejo, según se dice, la primera que se erigió en la costa de Ecuador. Mucho más importante es que un 12 de marzo de 1622 San Ignacio de Loyola es declarado santo por la Iglesia. Encomiendo a la Compañía y a su fidelidad al fundador.

Sólo tres (exactamente tres) pinceladas de la huella de España en el mundo. Por aquello de buscar razones para ser y sentirse orgulloso de ser español. Iphone 049

Pero es que un 12 de marzo de 1806 al parecer, se iza por primera vez la bandera de Venezuela, cosa que dedico a mis muy queridos amigos venezolanos que viven en España y comparten conmigo alegrías, sobre todo alegrías. 27 años más tarde Espoz y Mina y Zumalacárregui combatían en la Primera Guerra Carlista.

En el mismo día del 1928, en California se rompe la presa de San Francisco muriendo 7.000 personas, y dos años más tarde, Gandhi conduce la Marcha de la Sal; y diez más tarde, Alemania se anexionaba Austria, y al año siguiente se coronaba Pío XII.

En 1971 Hafez al-Assad es elegido jefe del Estado de Siria…fíjense Ustedes la de bombas que han llovido desde entonces en aquellas tierras; y luego quince años después – aquí ya tengo recuerdos personales – los españoles votaron sí en referéndum a la entrada de España en la OTAN, aunque de entrada era NO.

Fue el primero de esos referéndums que carga el diablo,  y que igual te meten en un Tratado militar contra el comunismo cuando te has pasado años rajando del capitalismo, que igual te sacan de la Unión Europea cuando te has pasado años metiendo tu idioma en la Unión Europea.

Moraleja: Cada día tiene su afán, y los referéndums, ni para elegir el color de las guirnaldas.

Mi contribución a las efemérides: el 12 de marzo es el día de antes del 13, que es San Rodrigo, que fue mártir en la reconquista, y es el nombre de mi tercer hijo, sí, aquel al que dediqué una entrada en este blog. A él van mis cariños, a él y a sus hermanos.