Zona Roja, de José Manjón

“Toda España era un desmonte: una tierra hostil, un aluvión de miseria, un erial de odio”

Así termina esta novela corta que la extraordinaria editorial Homo Legens ha publicado recientemente, con prólogo de Fernando Paz.

Una intensa y cruda mirada al Madrid rojo del verano de mil novecientos treinta y seis; desde el asesinato de D. José Calvo Sotelo hasta el asesinato de Durruti.

Ahí acaba la historia que José Manjón nos cuenta. En un infructuoso asalto de la Columna Durruti a las posiciones de la Legión, en el frente de Madrid.

No es novela para niños porque el Madrid rojo, sus olores y colores, sus gentes, sus acciones, sus crueldades y asesinatos, sus paseos, sus checas, sus paracuellos, sus registros, sus expoliaciones, sus tribunales sin jueces y sin defensa, sus prostíbulos, no son para niños.

Portada del libro: imagen del Archivo de la Biblioteca Nacional

Pero la lectura se recomienda; porque está bien escrito, porque acredita una gran capacidad para describir los personajes y los ambientes, personajes que son el ambiente y otros que se hacen al ambiente, e incluso quienes huyen del ambiente buscando libertad, y vida, y humanidad.

Cuenta la novela cómo era ese Madrid revolucionario donde las milicias anarquistas mandaban al Cielo a cualquiera, sin motivo aparente, e impusieron el terror; terror cenetista, al que siguió casi ininterrumpidamente el terror comunista, ruso, implacable, mecánico, científico; ante la mirada callada y cobarde de las potencias europeas.

Recomendada, pero no a todos los públicos.

Moraleja: un mundo donde los niños no pueden vivir es un mundo horrible.