Panzer Commander, las memorial del coronel Hans Von Luck

Mi buen amigo, Juan Ignacio C.P., noble de alma, padre de familia, espigado y siempre alegre, en uno de esos actos humanos que a uno no le dejan de sorprender por mucho que puedan repetirse – ¡gracias a Dios!- se presentó un día en mi despacho, y sin venir a cuento, que es decir sin motivo ni razón, me regala estas “Memorias del coronel Hans Von Luck”, jefe de unidad de carros de combate del Ejército alemán durante la segunda guerra mundial.

No pongo ni segunda ni guerra ni mundial, a propósito, sin mayúsculas. Y a propósito escribo Ejército con mayúsculas pues debe tenerlo todo aquel que responde a su vocación y su sino, y así lo hizo el Ejército teutón en el período 1939 a 1945, como se cuida especialmente de resaltar Hans Von Luck.

9788493618117Se trata de un libro de Historia, que es además autobiografía, pero no es el resultado del mero recuerdo de un combatiente ni una recreación novelada de hechos reales, sino un auténtico trabajo de historiador, lleno de datos, referencias a las unidades que intervinieron en los diversos campos de batalla en que el protagonista intervino, al material empleado, sus capacidades de combate, la referencia a los mandos y demás circunstancias propias de un relato bélico.

El coronel Hans Von Luch parece escribir esta obra, casi cuarenta años después del fin de la contienda, para reconciliarse consigo mismo, con los soldados y suboficiales y oficiales a sus órdenes, y en cierto modo con la historiografía oficial. Ello no obstante, es de destacar la sinceridad del autor: junto a un rechazo expreso y constante de la figura de Adolfo Hitler (como jefe superior de la organización militar, estratega y figura preeminente, por encima incluso del jefe del Estado Mayor alemán; pues se cuida mucho el autor de recordar que él como la mayoría de oficiales, y suboficiales, y soldados de la Wehrmacht desconocían lo que sucedía en los campos de concentración; no es menos elogioso el trato hacia el general Rommel; junto a la crítica directa a Goering y Goebbels, el retrato admirativo de Gunderian, o Gause, general adjunto a Rommel.

El autor formaba parte de las unidades blindadas que el 1 de septiembre de 1939 entró en Polonia, y combatió luego en la cómoda toma de París, sirvió junto a Rommel en el desierto luchando en el Alamein, y antes en Rusia, donde la guerra relámpago se convirtió en un atasco logístico fenomenal, y más tarde, al final, en Normandía donde con las ya diezmadas unidades alemanas intentó detener la brutal e imparable ofensiva anglo-americana, fundada en una superioridad brutal de la artillería y la aviación, como con desconsuelo relata el coronel; siendo finalmente trasladado al frente oriental, donde cayó preso de la URSS hasta su liberación en la Navidad de 1949, tras varios años en campos de concentración y de trabajo soviéticos.

Editorial Tempus nos trae esta obra, un clásico de la historiografía de la segunda contienda mundial, en edición de bolsillo, colección “Historia Militar”. Muy buena edición ha resistido las largas horas de lectura, en la orilla del mar, casi a cualquier hora, hasta su fenecimiento.

Extraordinaria lectura. Lástima que en el último capítulo mi espíritu se fue a nuestros héroes del Semíramis,  a quienes ya dediqué una entrada, cuya historia relató Torcuato Luca de Tena. Ellos, leales, no disfrutaron de ninguno de los pequeños privilegios que los soviéticos – dentro de su inhumana crueldad – concedieron a Von Luck y los soldados alemanes.

El relato es soberbio y nos ofrece una visión muy clara y real de lo que fue la guerra para un militar alemán, leal a su juramento, que es lo que se pide a un soldado, de cómo vivieron los tiempos de la imparable victoria que anunciaba el Reich milenario, y cómo fueron cediendo lentamente al principio, drásticamente al final, al avance decidido de los Ejércitos aliados.

¡Recomendable! Ya espero con ansia el momento de volver a ver a mi buen amigo Juan Ignacio C.P., y darle el abrazo de quien valora las maravillosas horas de lectura – conocimiento y placer – que recibió en forma de libro.

 

Anuncios