Etiquetas

, , , , , ,

No caeré en esa ordinariez de afirmar que todos los días son de los abuelos y que los abuelos no precisan ningún día en especial para ellos. En realidad, no tengo muy claro que ningún colectivo, en plan genérico, se merezca un día especial pero tampoco que no se lo merezca. La salvación y la condenación son personales, íntimas. La salvación y la condenación, como el testamento, son actos personalísimos.

Hoy no es el día de los abuelos. Hoy se celebra San Joaquín y Santa Ana, que curiosamente, ¡oh caprichosa Providencia!. eran los abuelos carnales de Jesucristo, padres de la Virgen María. Hoy la Iglesia los recuerda y celebra, rememora su Santidad y su participación inestimable en el Misterio de la Redención.

De ahí a lo de “el día de los abuelos” hay algo más que un paso; resulta un tanto bochornoso.

Hac949-2-cuentos-infantiles-de-abuelos-y-abuelase ya algo más de un mes se murió mi abuela, María Asunción. Y no le dediqué ni unas líneas en este blog. Mea maxima culpa. Ella sí es merecedora no de un día, sino de millones de días; tantos como su corazón palpitó al ver nacer a un hijo, al verle andar, y caer, y levantarse, tantos como las veces que los cogió de la mano para alzarse de nuevo; tantos millones de días como las veces en que sonrió a uno de sus nietos, o bisnietos, o suspiró recordando a su marido, fallecido hace siglos ya. A ella mi oración, mi recuerdo, mi respeto, y mi admiración, a ella mi mirada en este día de San Joaquín  y Santa Ana.

La gente por whatsapp felicita a sus abuelos sin saber por qué. Sin saber, sobre todo, que gracias a sus abuelos, a su trabajo, a su tesón, a su sacrificio, pueden ahora permitirse el lujo de tocarse el ombligo a dos manos. Un abuelo es la Historia del Mundo en tres dimensiones.

 

 

 

Anuncios