Etiquetas

, , ,

Que no te lo cuenten. Que no te digan…es que Trump dice…es que ha dicho que…es que ha anunciado que…que no te lo cuenten.

Son quince minutos, no más. Y en realidad seguro que discutiríamos palabras, gestos, oraciones completas, o ideas que pueden poner nerviosos a más de uno. Pero todo eso da igual. Lo relevante es la novedad: y la belleza de todo aquello que a muchos les suena a antiguo.

Seguro que no has oído estas cosas de ningún político en España. Si tienes menos de 30 años en ningún caso lo has hecho. Nadie te había hablado de patriotismo, de defensa del trabajador y de las empresas propias, nadie te habló jamás de defender lo tuyo, de querer primero al que bajo tu techo sueña y piensa como tú. Nadie te habló de que si amas lo tuyo y te sientes orgulloso de lo tuyo, sólo en ese caso, serás capaz de amar y entregarte al otro. Nadie te contó hasta ahora que diluirte en la inmensidad del cero es devenir un cero.

Si tienes más de 40 años quizás algún profesor, o tus padres, o un tío, o un joven mando en un campamento te llenó el cuerpo y el alma de ideas y ensoñaciones.

Que no te lo cuenten. No voy a discutir ( o sí, pero no hoy ni ahora), punto por punto, palabra por palabra, gesto por gesto, oración por oración. Sólo te digo que efectivamente este discurso es nuevo…tiene la novedad de lo antiguo. El lema de este blog. Donald dice cosas viejas que emocionan a los jóvenes.

Los viejos del 68 se horrorizan. Los jóvenes sonríen y se dicen…sí, eso me gusta.

Toca aquí….Inauguration Day. 20 de enero. Discurso. Muchos se remueven en sus asientos. 

Anuncios