Etiquetas

, , , , , , , , ,

Es ésta una de las preguntas que, creo, todos hemos recibido o realizado (dependiendo de dónde uno se coloque en eso que se llama el arco parlamentario) durante las últimas 48 horas: ¿qué crees que pasará con Trump?

Es tal la indecencia intelectual de este amado país nuestro que realmente la gente se cree con derecho de insultar, así, gratuitamente a quien con su esfuerzo ha conseguido alcanzar la gloria personal de ser nombrado Presidente de los Estados  Unidos, contra viento y marea. ¡ Peor aún! Algunos parece que se creen de veras que sus indecentes opiniones son o serán directamente tenidas en cuenta en la Casa Blanca.

Pues yo no tengo ni idea, si es que de ser sincero se trata. Ni puñetera idea tengo y por mucho que me esfuerce no la hallo (la idea) en ningún tertuliano, periodista, político u opinador patrio. ¿Por qué? Pues porque nadie tiene ni idea. No sé qué pasará con Trump. Puedo aventurar.

La candidatura de Trump tiene un programa. ¿Qué pasará? Pues que quizás se cumple el programa de modo que eso será ya de por sí noticia. Más que noticia! Un tsunami filosófico!

Campaign 2016 Trump

Republican presidential candidate Donald Trump speaks during a campaign rally at the Phoenix Convention Center, Wednesday, Aug. 31, 2016, in Phoenix. (AP Photo/Matt York)

Lo importante no es lo que pasará con Trump sino lo que ha pasado y está pasando. La clase política desairada.  La casta periodística enfurecida.

Lo importante ya ha sucedido. El bofetón con la mano abierta ya se ha producido. Inesperado. Da igual lo que venga ahora…que veremos ciertamente…si responde a las expectativas generadas. Su enemigo auténtico, la globalización entendida  como una ética que se nos impone con la violencia de la corrección universal,  es poderoso.

Me preguntan diferencias con Podemos. Algún tonto útil quiere comparar: en mi opinión, es claro.

Lo de Trump es el triunfo de la clase media, harta de pagar la juerga de unos pocos y la siesta subvencionada de otros tantos, cansada de ver cómo pasan sus días y sus semanas y lucha por sacar sus familias adelante, con esfuerzo, y cada día son más pobres a fuerza de ser saqueados, y expoliados para sostener al vago, al perezoso, al delincuente, al resentido social, al del gratis total porque tengo derecho; y mantener a la vez a una clase Dirigente emponzoñada con lo políticamente correcto, cobarde, inmoral y mediocre intelectualmente, la del gratis total porque no sabe usted con quien habla; una clase media que además pone muertos en Irak, Siria, Afganistán,…, si bien la clase dirigente le sigue diciendo que el enemigo allí en tierras lejanas es bueno y que el malo de verdad es ella misma, la clase media occidental.

Lo de Podemos parecía ser eso…pudo ser eso…pero no. Es la insana envidia de los resentidos, los de la siesta eterna y subvencionada, que claman contra los de la juerga pero porque quieren ocupar su puesto y le dan una patada en el culo de la clase media.

Pero esto no quedara aquí. Ha llegado la Hora de la Clase Media…, patriota y de orden, de charanga, de pandereta y de madrugón y niños al colegio. Ha llegado la Hora de los que saben que nada es gratis, y nada quieren gratis.

Anuncios