Etiquetas

, ,

Corre como la pólvora en los grupos de whatsapp la noticia jurídica de la jornada, a salvo lo que queda del día se nos monte un polvorín en los tribunales. El Tribunal Constitucional dicta sentencia declarando la inconstitucionalidad de la Ley autonómica que prohibió la Fiesta del Toro en Cataluña. No da para un profundo análisis del asunto una nota rápida de alborozo.

No soy yo un entendimaxresdefaultdo de la tauromaquia, ni siquiera asiduo a las plazas, aunque por aquello de la militancia bien entendida despedí La Monumental con buenos amigos, como Alejandro Gasch, protagonista en su momento de este Blog, a quien abrazo desde aquí y para siempre, como a otros muchos, por su tesón y su amor.

Pero da igual porque tengo una querencia a amar esta fiesta, aunque sólo sea porque Lorca le dedicó unas cuantas de sus más excelsas rimas; rimas que no son rimas, sino suspiros y extertores. El Llanto por Ignacio Sánchez Mejías es a la fiesta del toreo lo que el aliento Creador es al Mundo. Todo. Decía Lorca que España es ese olor a muerte, que es olor a genio, a valiente desnudo, a explorador extremeño, a Quijote envenenado de aventura, España es la plaza y el albero, el sudor, la bestia, el torero que baila en un tablao de sangre y arena. Sí.

¡Aplauden todos los muertos que en España han sido! Prohibido prohibir les dice el Tribunal Constitucional a los que ya se han adelantado en proclamar incumplimientos, desobediencias y deslealtades. Pero que no se equivoquen. Esta vez no es el Ordenamiento constitucional ni el régimen del 78, ni el orden competencial lo que está en juego: esta vez es el arte del Cossío y de Ortega y de Hemingway.

Kelsen seguro que no entendía el Toro, que no es pirámide sino círculo; que no es esfuerzo mecánico de positivista sino duende sobrenatural de heroísmo y locura.

Esta vez el Tribunal Constitucional ha defendido la auténtica Constitución de España, su genio, su ser, su figura; su muerte engalanada. Aplaude a rabiar el tendido. En Bilbao será hoy día grande.

Y las viudas de todos los muertos pasan cuentas de los Rosarios en este octubre de Sol.

Anuncios