Etiquetas

, , ,

Con este atrevido y llamativo título la Editorial Comares, en su colección de Crítica del Derecho, publica tres trabajos del jurista alemán de un extraordinario valor científico y, sobre todo, de rabiosa actualidad.

Con un muy buen prólogo explicativo de las razones de esta edición, la lectura de Carl Schmitt resulta esclarecedora para todo aquel que se acerca a la realidad político-jurídica con espíritu crítico. Carl Schmitt desarrolla así una feroz crítica a la filosofía de los valores, que como evolución del kantianismo, ha acabo imperando en la Europa occidental. Así, aun reconociendo que la dicha filosofía nace con la finalidad de combatir el nihilismo naciente a mediados del siglo XIX, acaba demostrando cómo la filosofía de los valores ha acabo en un nihilismo aún más combativo y tiránico que el clásico rechazo a la idea de una Verdad.

Carl Schmitt demuestra un gran conocimiento del pensamiento español, dedicando uno de los ensayos a Legaz y Lacambra, y con amplias citas de Ortega y Gasset, autor que se deslumbró ante la filosofía de los valores, y reconociendo la autoridad filosófica de Don José.

Anticipándose en décadas a la realidad actual, Carl Schmitt ya vislumbró como el concepto de “valor” en términos filosóficos (repasando a Weber, Scheler, Heidegger, Husserl,…) ha devenido en una suerte de tiranía pues lo “valioso” se ha convertido en algo que los hombres se arrojan mutuamente para despreciar al otro. Así, lo “valioso” refiere la existencia de un “sinvalor” que habilita a convertir en un muerto civil o moral a aquellos que no “valoran” o asumen aquello que se impone como “valioso” por una mayoría desprovista de referencias objetivas.

El concepto de valor supremo, superior, eterno,…ha servido para sustituir a la Verdad, el Bien, la Belleza objetivas…pero todo lo “valioso” supone un acto subjetivo de aquel que valora, desapareciendo así la referencia objetiva. Y, repito, se produce el efecto tiránico porque el que “no valora” aquello que se impone como “valioso” en la opinión pública acaba convirtiéndose en un apartado social, contribuyendo la filosofía de los valores a una gran guerra mundial de todos contra todos.

Tanto ello más grave cuanto que lo valioso se ha convertido en criterio de apreciación jurídica y de toma de decisiones que afectan a la vida de los ciudadanos.

Recomendable. Muy recomendable.

Anuncios