Entre las diversas iniciativas que surgen en Cataluña en defensa de la unidad y contra la secesión en los últimos meses, destaca la reciente aparición de Empresaris de Catalunya, una asociación que “nace con el objetivo de dar voz a los empresarios y profesionales de la empresa”   alertados por las consecuencias  negativas que traería el “proceso secesionista” catalán para la actividad económica de Cataluña y, en consecuencia, para todos y cada uno de los catalanes, una asociación que sin ambages se enfrenta al “mundo feliz” que nos promete el “oficialismo independentista”.

Una asociación que quiere vivir en la realidad y aparece preocupada por el crecimiento de la economía catalana y el progreso y el bienestar de todos los catalanes, que están en riesgo ante la – ya no podemos hablar de deriva  – ruptura secesionista.

Formar parte de España y de la Unión Europea ha sido y es, hoy más que nunca, fundamental y positivo para el crecimiento de nuestra economía y el progreso de los catalanes.

Ante el intento de las instituciones que representan al mismo estado en Cataluña de silenciar opiniones divergentes y plurales, vemos necesaria una asociación que libremente exprese sus preocupaciones sobre los perjuicios reales que podría acarrear una hipotética secesión de Cataluña del resto del estado español”. Así se manifiestan en su declaración fundacional en su web “empresarisdecatalunya.org”.

Un buen proyecto sin miedos…

Anuncios