Etiquetas

, ,

Es la noticia del día y podría ser la del mes, sino la del año.

Madrid puede hoy ser designada ciudad olímpica para acoger los Juegos del 2020.

La lluvia quizás está alimentando nuestras ansias. Encerrados en nuestros salones, comedores, parapetados en algún lugar a cubierta, los españoles soñamos con el sueño olímpico.

Mis sueños se amontonan. Enredado estoy en construir sólidos fundamentos para la Gran Orden del Castillo de Miravet.

Debe construirse con y desde la pasión, con y desde la comunión de intereses, con y desde la entrega. Así se hacen las cosas grandes. Mi yo y mi nosotros, mi yo con mi nosotros.

Así se hizo España. Así se hará el sueño olímpico.

Vamos, Madrid!

Mientras, me evado en el cielo gris, con el repique violento del agua en la terraza, sobre la que atisbo a mi nosotros, lejos pero cerca de mí.

Terminé hoy la lectura de Mishima. Recuerdo el día que lo compré. 22 de agosto. Escribí entonces poesía a media tarde de agosto mientras esperaba a mi nosotros.

Poesía que quiere ser novela…

Anuncios