Etiquetas

, ,

Queridos amigos, como el Guadiana, al parecer, reaparezco, tras varias semanas de absoluto silencio; de callar y esperar, limitándome a la actividad twittera, que es poco, muy poco; y las tertulias radiofónicas en Radio intereconomía Cataluña los martes, a partir de las 18,45 más o menos.

Amigos como Guillermo me han requerido para escribir; y se lo agradezco. En primer lugar, aunque muy tarde, feliz Año a todos. No procede engañar en estas cuestiones. Una mezcla de hastío por el proceso electoral, de cansancio, y de mucho trabajo me han acogotado. Pero como decía el santo, comenzar y recomenzar, ésta es nuestra maravillosa vida. Pidiendo perdón, que lo hago, pero sin mirar atrás que uno se convierte en estatua de piedra, o de sal, o de no sé qué. 

No será por falta de temas, sin duda. Es por mi falta de compromiso. Nuevamente perdón. Y por ese egoísmo nuestro que se nos mete dentro y no nos permite salir de nosotros mismos. No sé si tengo cosas buenas que aportar, pero por lo menos, me entregaré a esto de escribir, más mal que bien, que nunca va mal.

Lo dicho; un abrazo a todos, feliz año, perdón, comenzar y recomenzar, que las ideas bullen!

Anuncios