Etiquetas

, , ,

Sin orden, no hay jerarquía

Siguiendo con la entrada anterior, se trata de actuar sin complejos.
Es legítimo que una sociedad exija que quienes se hallan al frente de la gestión de la cosa pública hayan acreditado un alto nivel de conocimientos técnicos o profesionales; y un elevado asimismo tono intelectual y moral.
Pero ello sólo se puede conseguir poniendo trabas y dificultando el acceso a la función pública. La propuesta conservadora en España pasa, así, por exigir de la función pública que responda a su auténtico y único sentido: el servicio al interés general con objetividad y eficacia.
Resulta demoledor advertir el incremento exponencial en plena crisis económica del personal al servicio de la Administración Pública, y que dicho aumento se ha producido sobre la base de no convocar oposiciones dirigidas al conjunto de los ciudadanos para que en un régimen de libre concurrencia se acceda con arreglo a los principios clásicos de mérito y capacidad sino sobre la base de consolidar empleo temporal, nombrar cargos de libre designación y convocar simulacros de procesos selectivos basados en la entrevista personal, el test psicotécnico y un examen consistente en decir a), b), c) o d).
Los ciudadanos no necesitamos, y por tanto, no queremos que gestionen los servicios públicos esenciales quienes desconocen hasta el absurdo la Constitución, los más elementales principios jurídicos, las técnicas administrativas y quienes además no han demostrado más vocación y amor al servicio público que el ingreso en una Academia de preparación de oposiciones subvencionada por la Administración convocante, con manuales oficiales aprobados por la propia Administración convocante, con profesores a sueldo de la Administración convocante.
Acceso libre a la función pública, mérito y capacidad, vocación de servicio. Sin complejos. ¿Que así no aprueba nadie? No pasa nada. Que se dupliquen las horas de servicio de los que ya sirven como funcionarios con el consiguiente y proporcional aumento de sueldo. Los ciudadanos lo agradeceríamos.

Anuncios