Etiquetas

, ,

El diario ABC salió el pasado viernes a la calle con la noticia de que el Ministerio de Fomento ha agotado ya las dotaciones presupuestarias para todo el año 2010 en relación al abono de certificaciones de obra pública (portada16072010 abc). Pongamos que es verdad. Me sobrevienen, así, de golpe dos reflexiones.

Primera, ¡que resucite Larra! Que resucite Larra para que aunque sea por unos días, con su tormento y su dolor, con su angustia y su melancolía, con su brillantez y su talento, nos escriba un par de artículos que nos devuelvan la confianza en lo estético. ¡Ojalá Dios me hubiera dado las cualidades estéticas de nuestro ensayista! Qué no escribiría hoy el romántico madrileño. La España administrativa, sin dejar el Vuelva Usted Mañana, inaugura el “Le pago el año que viene”. La obsesión keynesiana de la izquierda y de buena parte de lo que se llama centro-reformismo nos han traído hasta aquí. Como recordaba mi buen amigo Salvador V. hace un par de días, en España hemos hecho bueno el chascarrillo antikeynesiano: organizamos una brigada para abrir una zanja (Plan E) y luego otra para cerrarla (plan E2).

Segunda. Más grave aún. ¿Tenemos los datos de Comunidades Autónomas y Entidades Locales? La descentralización autonómica ha devenido en oscurantismo. Falta de información, y de transparencia. Hemos de rechazarla y gritar cada vez más fuerte la necesidad que España y los españoles tenemos de detener el proceso de descentralización.  Porque es oscurantismo. Y el oscurantismo, lo sabemos, deviene en tiranía.

¡Cuántas veces no recuerdo la obra constantemente citada en mis temas de la oposición “La lucha contra las inmunidades del Poder”!

El Poder…inmune…la lucha…

Anuncios