Etiquetas

, , , , , ,

Hace ya muchos años cuando el Hogar Navarra de la Oje de Barcelona estaba en la calle Lauria compartíamos rellano con la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña. En aquellos tiempos de pantalón corto, piernas delgadas, jolgorio, chiquillería, jersey gris, y algo de frío, escaparse a media tarde de sábado a ver una corrida en aquel pequeño aparato de televisión de aquella salita alargada era una aventura en todos los sentidos. Allí, en la calle Lauria, muchos jóvenes aprendimos la afición al toro, de los aficionados a los toros.

El otro día, casi sin quererlo, me tropiezo con Alejandro Gasch, abogado y asesor jurídico de la Federación, padre de familia aficionado a la Fiesta. No puedo dejar pasar la ocasión de entrevistarle porque me hierve la sangre y el alma de saber que ellos, los de siempre, los que nos están robando Cataluña y nos quieren robar las 5 de la tarde, están a punto de aprobar una ley que prohiba los toros. Sí, esos mismos que consideran que matar a un niño en el vientre de su madre no es delito, ¡ésos!, nos quieren robar el arte, la rima, el ritmo, la valentía hecha arte.

1º. Buenas tardes, Alejandro, ¿desde cuándo tienes esta afición por la tauromaquia y en concreto por las corridas de toros?

La afición a la tauromaquia creo que la he tenido siempre. Siendo pequeño, las corridas televisadas por TVE por la tarde, ya me atraían.  Recuerdo la famosa corrida de Victorinos de las Ventas allá en los inicios de la década de los 80, en la que el maestro Luis Francisco Esplà con José Luis Palomar y Ruiz Miguel, con una faena antológica, en la que acabó atando su corbatín en el pitón del toro, salió por la puerta grande con los otros dos toreros de la terna, acompañados también del ganadero. También me llamaba mucho la atención la afición de mi abuela paterna, amante de los toros y catalanista hasta la médula.

Ya más recientemente, y con el José Tomás de finales de los 90, en sus inicios triunfadores en nuestra Monumental, leía con avidez las críticas de La Vanguardia de Antonio González, luego amigo nuestro del Tendido 2, que glosaba los triunfos de aquél torero de Galapagar, desconocido en Madrid, pero que en Barcelona ya triunfaba. Entonces yo no había asistido nunca a los toros, y entre mis amistades no había nadie aficionado que quisiera acompañarme. Sólo alguna amiga se ofrecía, pero yo quería acudir con algún entendido. Así que aproximadamente en el mes de mayo de 2002, conocí a Mónica Segura, hija del periodista e historiador del RCD ESPANYOL, y crítico taurino don Juan Segura Palomares. Ella me introdujo en el mundo taurino de verdad, y fue un 17 de julio de 2002 cuando asistí a mi primera corrida en Barcelona. Un año y medio después me casaría con Mónica Segura y nos abonaríamos a la Monumental. Desde entonces no he dejado de asistir a nuestra plaza, así como a plazas emblemáticas como la Maestranza de Sevilla, Las Ventas de Madrid, El Puerto de Santa María, etc.

 

2º. En el Parlament de Catalunya se está tramitando una iniciativa legislativa para, si no ando equivocado, prohibir las corridas de toros. ¿Nos puedes informar del estado actual de la tramitación?

El estado actual de la tramitación, se encuentra en discusión por parte de una Comisión que tiene representación de todos los partidos. Tanto los anti taurinos como nosotros expusimos a través de unos ponentes especialmente designados nuestra postura. De forma objetiva ganamos por goleadada. Quedó claro que una minoría animalista no puede imponer a una mayoría una sensibilidad muy concreta que tienen para con los animales. Nosostros defendemos nuestra libertad para asistir a los toros, que nadie duda que es una manifestación artítistica y cultural, que como tal está amparada en la Constitución Española. En Francia los toros son patrimonio cultural de la nación, y aquí en España, sólo ante los ataques que hemos sufrido en Cataluña, han decidido algunas Comunidades Autónomas iniciar el mismo camino que el país vecino.

La tramitación de la ILP actualmente está en fase de presentación de enmiendas. CIU plantea una moratoria de un año y medio para la prohibición, que no es más que una postura cómoda de alinearse con los animalistas pero sin hacer mucho ruido. Este partido se la juega en la próxima legislatura, y por número de diputados tiene la clave para la prohibición. Estamos trabajando desde la Federació Catalana d´Entitats Taurines para que realmente respeten la libertad de voto en ese partido, dejando libertad a los diputados taurinos de Ciu que hay unos 12, así como a los indecisos que son mayoría para que se decidan por la Libertad.

(Comemos. Un café. Alejandro me habla de toros. Le escucho y pienso lo que pienso muchas veces. ¡quién tuviera tiempo de aprender más de este tema, de este asunto, de este aspecto de la vida, para profundizar, y meterme de veras!. Otro café. Seguimos)

Anuncios